A todo acto sexual debe seguir una satisfacción física y emocional para que se le considere plenamente enriquecedor y contribuya a la permanencia y a la comunicación de la pareja; para lograrlo cualquier mujer u hombre puede aprender ciertas técnicas sencillas que le serán de mucha utilidad para saciar el deseo de su pareja y alcanzar un punto de estasis tan profundo que le evitara buscar otras compañías.

Convertirse en buen amante requiere de algo más que el conocimiento de anatomía y la respuesta sexual, se requiere de una capacidad para sentirse cómodo con su sexualidad y estar dispuesto a descubrir nuevas ideas y sugerencias, para esto es necesario hablar, leer y observar fotografías con respecto al sexo.

No debemos olvidar que la felicidad sexual es un derecho y una necesidad de todos y que las técnicas que se empleen para agrandar a la pareja, manteniendo vivo el romance, evitaran en el hastió eróticamente deseable. Además está demostrado que una relación de pareja se enaltece sexualmente a base de variaciones en el trato íntimo, las que corresponden al condimento de la vida sexual necesarias para no caer en el aburrimiento, o la monotonía. Para ello ya hay soluciones como la variación de posiciones ya que tienen consigo nuevas sensaciones y ello enriquecerá tanto la relación sentimental como la física.

También hemos decidido incluir información sobre el sexo seguro, tan necesario en esta época; y puesto que el condón suele ser esencial, tanto para la concepción como para el sexo seguro y además para convertirlo en un gesto erótico e integrado en la practica sexual.